Ahorrar se siente bonito, pero invertir es como un orgasmo.

¡Hola de nuevo chicas! Tal vez exageré un poco con el título pero eso fue lo que me hizo pensar una encuesta de finanzas digitales que realizó Piggo en el 2015.

Ellos están enfocados a promover que la gente ahorre e invierta su dinero.  De ahí su curiosidad por saber cuánta gente ahorra, en qué ahorra, si invierte y en qué lo invierte.

De acuerdo con Piggo, el 87% de las personas asocian el término “ahorrar” con un sentimiento positivo.  La tercera parte de los encuestados piensa que ahorrar provee alivio, tranquilidad, seguridad y bienestar. Otra buena parte, el 24%,  piensa que es una satisfacción y un orgullo. Claro que también hay un muy respetable 1% que le da coraje ahorrar porque no puede disponer y disfrutar de su dinero inmediatamente.

La verdad es que si lo piensan fríamente, ahorrar es pagarte a ti primero pero en el futuro. Es decir, si hoy te quitas una parte de tu sueldo para ponerlo a futuro, mañana podrás disponer de un acumulado un poco mayor con el que podrás emprender proyectos más ambiciosos o simplemente disfrutar de la vida y ya no trabajar.

La buena noticia es que de un modo u otro (en el colchón, en guardaditos, tandas, alcancías, banco o inversiones) 6 de cada 10 mexicanos ahorramos algo de dinero.  Los más inteligentes ahorran una cantidad fija mensual, lo más desordenados, ahorramos una cantidad variable.  Casi  que lo que nos sobre del mes.  Pero eso es mejor que nada, ¿no creen?

Una muy buena manera de ahorrar es utilizar las cajas de ahorro de las empresas. Normalmente tienen beneficios para los empleados y suelen aprovecharse muy bien.  Con la ventaja de que al ser tu misma empresa, tu pago de nómina viene sin ese extra. Te hacen el descuento de tu ahorro automáticamente y con ello, también te quitan la tentación de gastarte ese dinerito. Es más fácil adaptarte al pago real que estás recibiendo mes con mes.  Lo maravilloso es que al final del plazo (casi siempre un año laboral) recibes todo tu ahorro de un golpe. Con ello puedes dar un enganche, hacer una pequeña remodelación o viajar.  En lo que decidas ocupar ese dinero será de contado con lo que tal vez hasta descuentos recibas y lo mejor de todo es que no le deberás nada a un banco. ¿A poco no está padre?

Ahora, si con ese dinerito que ahorraste durante un tiempo decides hacer una inversión… mejor se pone la cosa.  Mi recomendación es que te acerques a los expertos para buscar alguna inversión que se acomode a tus necesidades e intereses.  Recuerda que para que sea una buena inversión se requiere de dinero, tiempo y un sistema para que tu dinero siga creciendo.

Una máxima ineludible para que tú y yo, simples mortales, podamos evaluar si una inversión es recomendable es la siguiente:  “Si es muy bueno para ser verdad, normalmente NO LO ES.  Así que mucho ojo, porque es nuestro dinero y no queremos que nadie nos estafe. ¿O si?

Puedes abrir un negocio, puedes poner tu dinero en bonos del gobierno como en Cetes Directo.  Puedes buscar algún fondo de inversión.  Siempre asesorándote muy bien y leyendo hasta la letra más chiquitita en todos los casos.  No es una decisión tan difícil pero si requiere un poco de compromiso de tu parte para informarte bien. Y te conviene porque al final, es tu dinero.

Y lo mejor viene cuando ya tomaste una decisión.  Pusiste un dinerito que lograste ahorrar, lo dejaste a crecer unos 5 años en un sistema como un fondo de inversión. 

¡Oh si!!  Por eso digo:

Ahorrar se siente bonito porque estás protegiéndote y protegiendo el valor de tu dinero. Pero cuando digo que invertir es un orgasmo es porque ese “sentir bonito” crece cuando ves que tu dinero trabajó por ti y tú no hiciste nada más que ponerlo ahí, irlo cultivando y verlo crecer.

Se siente ¡requete bonito! 

Está bien, tal vez no un orgasmo pero si una gran satisfacción al ver que crece tu patrimonio.  Y te digo qué… una se engancha y vas a querer dejar tu dinero unos 5 años más o 10 o 20. 

¡Inténtalo!

Coméntanos qué piensas.  Dínos si te sirvió esta reflexión.  Si crees que a alguien más le pueda servir, ayúdanos compartiendo este artículo.

Y si quieres seguir esta conversación búscanos en @mujerfinlibre o en Facebook: Loquegastamoslasmujeres.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *